Viernes, Abril 10, 2020

La pandemia que tiene en alerta al mundo está afectando a múltiples ramas de actividad. Y la vitivinicultura no escapa de esta realidad.


La industria del vino viene transitando una preocupante crisis: en el mercado interno, el consumo viene amesetado y con una tendencia a la baja. Y en el frente externo, justo cuando las bodegas estaban poniéndole más fichas a las exportaciones, ahora sufren la amenaza del coronavirus.
"El mercado del vino en China se está destruyendo", afirma de manera categórica Javier Merino, reconocido consultor de la industria y director de Área del Vino.
En paralelo, un alto directivo de una de las principales bodegas exportadoras de la Argentina, advierte: "Se viene un año complicado para el vino argentino. No solo por lo que ocurra con China, sino por cómo el coronavirus puede afectar a toda la economía".
"Es difícil imaginar que los despachos al exterior crezcan con este escenario. Más bien nos estamos preparando para una caída. Todavía es muy pronto para tener un número, pero va a ser un año para el olvido, de eso estamos seguros", agrega.
En diálogo con un medio nacional, Merino menciona que hay tres frentes de impacto para el que ya deben prepararse las bodegas argentinas y que muy seguramente se traducirán en una caída del negocio y, en consecuencia, en un deterioro a nivel financiero.
Fuente: iProfesional.com

Slider


EMPRESAS Y ORGANISMOS QUE NOS ACOMPAÑAN...


PANORAMA JUJEÑO: ACTUALIDAD ECONÓMICA Y EMPRESARIAL...


PANORAMA EN LAS REDES...